¿Qué necesita mi mascota durante un año?

Por suerte, la esperanza de vida de nuestras mascotas ha aumentado mucho gracias a la medicina preventiva. Para llevarla a cabo y prevenir la aparición de enfermedades nos centraremos principalmente en cuatro aspectos:

  • Una buena alimentación
  • Desparasitación
  • Vacunación
  • Seguimiento en el centro veterinario.

En cuanto a la alimentación, es recomendable consultar al equipo veterinario cuáles son las necesidades de tu mascota, ya que en el mercado existen múltiples posibilidades para alimentarla, y por ello os recomendaremos aquellas que presenten datos y estadísticas demostrables de que la dieta que les damos es la más adecuada.

Si hablamos de los parásitos, debemos diferenciar los externos (pulgas, garrapatas, mosquitos, etc) y los internos (lombrices redondas y tenias).

En el caso de la desparasitación externa existen comprimidos, pipetas, collares y sprays. Todas las presentaciones son eficaces y en cada caso os recomendaremos la que mejor se adapte a los hábitos y entorno de vuestra mascota. A pesar de las creencias populares, los parásitos externos se presentan durante todo el año, debido a que no tenemos temperaturas muy extremas, permitiéndoles  mantener activo su ciclo incluso en los meses de invierno. Por ello recomendamos mantenerlos protegidos durante todo el año.

Refiriéndonos a los parásitos internos, debemos destacar que su tratamiento elimina  las lombrices que están presentes en el momento de la administración del producto, pero no previene la infestación durante un tiempo prolongado. Por ello recomendamos desparasitar cada 3 meses para mantener el entorno parasitario de tu mascota controlado.

Cabe destacar que si tenemos varios animales en nuestro hogar, se recomienda desparasitarlos a la vez para evitar que se mantenga el ciclo biológico en su entorno.

En el caso de la vacunación, se recomienda una pauta anual. Lo más habitual es proteger frente a enfermedades como el parvovirus, moquillo, parainfluenza, hepatitis vírica, leptospira y rabia en el caso de los perros; y la rinotraqueitis infecciosa, leucemia, calicivirus y panleucopenia en caso de los gatos. Además, existen otras enfermedades frente a las que se vacuna en función de las necesidades de cada animal.

En dichas vacunaciones, se realiza una exploración física completa, pudiendo así cumplir el cuarto punto de la medicina preventiva, la revisión veterinaria anual mediante examen clínico, tan necesaria para mantener a punto la salud de nuestras mascotas. 

Al margen de estas medidas preventivas, nuestra mascota puede necesitar un seguimiento más estrecho dependiendo de su estado de salud, por lo que no dudes en consultarnos.

Para terminar os ponemos un ejemplo de medicina preventiva en un perro y un gato:

  • Alimentación: de alta calidad.
  • Desparasitación interna: cada 3 meses.
  • Desparasitación externa: mensual o trimensual.
  • Vacunación anual y/o rabia.
Read More
Categorías